Epitafios para John Keats

pedro 13 septiembre, 2010 0

 

John Keats había pensado serenamente en su muerte, y había ideado la frase que más tiempo lo iba a acompañar; su epitafio. Quería él que su lápida leyera:

 

Aquí yace aquel cuyo nombre estaba escrito en el agua.

 

Inmediatamente después de muerto sus amigos más cercanos, Joseph Severn y Charles Brown, instruyeron a la funeraria para que tallara:

 


Esta sepultura contiene todo lo que fue mortal, del joven poeta inglés, el que en su lecho de muerte, en la amargura de su corazón, aun bajo maliciosos enemigos, quiso que esta frase fuera tallada en su tumba: Aquí yace aquel cuyo nombre estaba escrito en el agua.

 

Ya sabe Ud., escoja bien a sus amigos.